Investigaciones de campo

En este blog verás, en muchas entradas, investigaciones en el terreno donde suceden los fenómenos misteriosos.

¿Existe dios?

Encontraréis muchas entradas con nutrida información sobre el milenario tema de dios, su inexistencia o posible existencia.

Fotografía

Impresionantes imágenes a todo color.

Descubrimientos científicos

La lucha contra las enfermedades, el alargamiento de la vida, los genes.

LA BACTERIA QUE PRODUCE ORO PURO DE 24 KILATES

© ditadifulmine.com

Y hablando de alquimia. 

Los estudios de dos científicos de la Universidad de Michigan con la bacteria Cupriavidus Metallidurans les llevó a un sorprendente hallazgo: que era capaz de expulsar como desecho oro si se la alimentaba con cloruro de oro. 

Foto : G.L. Kohuth.


En efecto, comprobaron que la bacteria podía sobrevivir en cloruro de oro (oro líquido) y alimentarse del mismo para luego dejar una pepita de oro como residuo. 

Los responsables del hallazgo son el profesor de microbiología y genética molecular Kazem Kashefi y el profesor asociado de arte electrónico Adam Brown

Se basaron en los anteriores experimentos de Frank Reith, un microbiólogo ambiental en la Universidad de Adelaida (Australia), quien habría encontrado evidencias de bacterias que sobreviven en partículas de oro. 

© ditadifulmine.com


Lo interesante del descubrimiento de Kashefi y Brown, es que la Cupriavidus Metallidurans lo expulsa afuera como pepitas de oro. 

Para lograrlo, armaron un artilugio que han llamado “The Great Work of the Metal Love”, un minilaboratorio donde se produce en esa especie de alambique el oro delante del público. 

"Esto es la neo-alquimia. Cada parte, cada detalle del proyecto, es un cruce entre la microbiología moderna y la alquimia", explica Brown.

© ditadifulmine.com

LA FILOSOFÍA DE LA NATURALEZA Y UN EXPERIMENTO CON LA PIRITA

Aparato de Lavoisier para analisis y combustion de aceites

Habrá notado el lector de este espacio varias entradas dedicadas al arte de la alquimia. Y podrán decir a viva voz “oye, ¿pero no eres un escéptico?.¿Acaso no sabes que la alquimia proviene de la química y es asunto cerrado como la astrología con la astronomía?.” 

Y aquí doy un paso atrás y no me pongo en la fila escéptica. Debo reconocer, tras los más de 10 años que llevo estudiando el tema y experimentando, que posee raíces reales totalmente alejadas de los principios ordinarios conocidos por la química. 

Creo que la química ha logrado aportar un bagaje de conocimiento, en parte debido a los alquimistas que perseguían la piedra filosofal, pero no ha logrado penetrar en el manto auténtico de la naturaleza. Eso, porque no sigue ciertos principios jamás divulgados. Tampoco, da cuenta de las influencias como podría ser la oscuridad, la luz de la luna y el sol, la estación de la primavera, etcétera. 

¿A qué químico se le ocurriría probar sus sustancias en una fecha específica? Eso no lo dice la tabla periódica ni ninguna fórmula química. Sin embargo, ciertos procesos he comprobado que en determinadas fechas y condiciones son más eficientes y logran resultados más positivos. 

Soy de la idea de continuar hasta últimas consecuencias un tema en que creo pueda existir un resquicio hacía la verdad. Y creo que en la filosofía de la naturaleza – prefiero no llamarla alquimia, porque el alquimista, en mi humilde opinión, era una persona que intentaba saber lo que los sabios filósofos habían descubierto, y en su búsqueda fabricó múltiples vías e interpretaciones al sistema que jamás comprendió del todo – se esconde un secreto importantísimo. 

Puede ser que me equivoque, está visto que ha sucedido varias veces. Pero no dejaré el tema a medio investigar, sino que iré hasta lo más remoto que pueda llegar mi intelecto. 

UN EXPERIMENTO CURIOSO 

Tras aquellas palabras, esta curiosidad. Decidí con agua de mar retrogradar una pirita, sulfuro de hierro, para que me dé una sal o residuo amarillento/anaranjado. Bastó dejar reposar la pirita en el agua de mar y se formaron las partículas que ahora podrán ver. 



Pero lo realmente interesante fue cuando dejé la pirita aún húmeda sobre una placa de aluminio: la agujereó como enseña la foto. La química me ayuda a entender lo que sucedió.




Como vimos, el sulfuro de hierro era la fuente del ácido sulfúrico en la antigüedad. Las intensas lluvias ácidas en determinadas partes del mundo tienen por responsable a la abundancia de este mineral. 




El cloruro del agua de mar, en conjunto con el sulfuro, generó un derivado del ácido capaz de corroer la placa de aluminio. Digamos que drenó el ácido en una escala mínima. Y lo hizo porque estaba húmeda la pirita y esas gotas fueron las responsables.

Es interesante esta experiencia que le sigue a la que redacté con la Tabla Esmeralda. Y un antiguo alquimista podría llegar a decir que el hermano del sol -la pirita - mostró su parentesco o esencia. La imagen podría infundirle a pensar en ello ¿no creen?.


LA ASFIXIA NOVELA HISTÓRICA EXISTENCIALISTA

El último ejemplar en papel en el mundo.

Tengo una novela que he escrito tiempo atrás. La publiqué en papel, como pueden ver, pero luego desistí con la editorial, y tampoco me convence del todo las editoriales digitales por las ganancias groseras que se quedan de una obra digital donde lo único que establecen es el nexo con las grandes librerías. Y como es muy personal, y , de las críticas que recibí, la mejor que escribí hasta el momento, la pondré aquí para quien la quiera adquirir vía Paypal. Sólo debe escribirme a mi correo personal (sjarreweb@gmail.com) para poder adquirirla. Su costó es de 3 dólares (podría poner como estilan los comercios, 2.99 para engañar el intelecto :-) pero no es necesario ). La recibirás en Epub, PDF, Mobi, etcétera.  Y si vives dentro de Buenos Aires, tengo un ejemplar en papel que todavía me queda que puedes adquirir a 90 pesos. No desaproveches la oportunidad, llama ya al 0800-COMPRA- NOVELA ¡! :-)

EXPLICACION AL TRATADO ALEMAN CLARO DE LUNA QUIMICO


Otro tratado más donde se explica de forma velada la manera de arribar a la mítica y quimérica Piedra Filosofal. 

No fueron pocas horas las que pasé intentando dilucidar lo que explicaba aquel libro. El autor, en al menos un 70% del tratado, se la pasa citando a autores de todo tipo, entre ellos a Teofrasto, padre de la botánica. 

Muchos alquimistas aseguran que el autor no habla de otra cosa que el archiconocido rocío de mayo (recolectado en la primavera) al que se debe dejar pudrir y luego extraer la sal. 

Sin embargo no es exactamente así. 

Algunos pasajes logran esclarecer lo que el autor ha experimentado. 

Veamos. 

“Se me rompió el espejo en pedazos, después no podía conseguir las vasijas apropiadas.”

 “Ya que la materia no cuesta absolutamente nada, y como tú consecuentemente trabajas y te esfuerzas, espejo, platos pulidos, recipientes y frascos, se pueden también conseguir a bajo precio. Un recipiente común servirá tan bien como uno caro, sólo si no es poroso o está roto” 

Si analizamos estas afirmaciones, encontramos que utilizó un espejo (no varios, no en plural), recipientes y frascos. 

Las vasijas apropiadas probablemente se refería a platos pulidos y con forma cóncava para servir de receptáculo. 

¿Qué hacía entonces?. 


PROCEDIMIENTO Y CONSTRUCCIÓN DEL ARTILUGIO 


Basta un poco de imaginación para desentrañar el misterio. Colocaba un espejo, símbolo de la plata y , por ende, de la luna, y debajo colocaba una fuente con agua a la que le daba fuego, símbolo del sol

Era la combinación del sol y la luna, vemos una vez más, lo que otorgaba que el líquido se evaporase, se concentrara en la frialdad del espejo y comenzara a gotear a la vasija recolectora debajo. 

Quizá el espejo era convexo – lo que facilitaría que se concentrara en medio y goteara desde el centro directo al recipiente. Sin embargo, la experiencia demuestra que lo mismo puede lograrse con un espejo plano colocado con una ligera inclinación para que el líquido condensado caiga. 

Este procedimiento, aseguraban muchos autores, era conveniente hacerlo cuando la luna estaba en su apogeo (Luna Llena) y en la fecha de primavera: el Spiritus Universal desciende en mayor abundancia, dicen. 

Aquí algunas pistas más que aporta el autor: 

“Te voy a decir esto sin embargo: que los rayos del Sol y Luna y Rocío, deben ser recolectados en un Frasco o Recipiente limpio, separado de la lluvia y la suciedad, mal olor, humo, y también de animales voladores o vagabundos. Las maneras de atracción son muchas, pero es tan correcto en el hogar como al aire libre. Como también un Receptáculo más adecuado y conveniente. En una gran tormenta, con viento tormentoso y lluvia torrencial, este Espíritu que el Sol ha extraído antes de la Tierra (con gran abundancia), es impulsado por el aire, y luego es lanzado a la región más baja, y recogido en gran cantidad por los hombres y las plantas, por lo que también con los recipientes preparados previamente. En una tormenta, si el viento sopla del sur, sudeste o sudoeste, es bueno; mucho calor y mucho frío, no dan nada. El rocío recogido de la hierba o los árboles, ya está estropeado. El lugar de la captura no debe ser pantanoso, no debe tener grandes montañas, casas o torres o árboles altos él, sino más bien permanecer abierto y libre, el lugar debe ser abierto, suave, e incluso del sur al norte. El recipiente debería situarse al menos a 6 pies sobre la tierra, ni más alto ni más bajo, el humo del fuego no debe ser un obstáculo. La corriente de aire no debe ser despreciada, si es que es impulsada por un espacio angosto a una amplia habitación. Quién sepa cómo arreglar este mismo Modus correctamente, no temerá calamidad, receptáculo y lugar deben tener una adaptación armoniosa y el Spíritus Mercurii se debería recoger en abundancia. Suficiente de la captura del Spiritus Mercurii.” 

Se nota a las claras las indicaciones sobre las condiciones ambientales, y sobre lo que se está recogiendo. Y el detalle “el humo del fuego no debe ser un obstáculo” indica que debe haber un fuego, un calor, un sol, irrigando al sistema de atracción (que dice son muchos). 

Lo cierto, lo que sucede - explicado precedentemente en otro informe - es que el agua al evaporarse al aire libre forma el nitrito a partir del nitrógeno del aire (el Spiritus Mundi). Y esta sal celeste, familiar de los nitros, está disuelta y presente en el agua que gotea. 

En sencillas palabras: el autor de Claro de Luna Químico propone armar un destilador a cielo abierto cuya condensación de agua sobre un espejo caiga a un recipiente y luego sea guardada para pudrir y extraer la sal. 

En poder de la sal, se la somete a un Solve Et Coagula: un secar y mojar durante siete veces. Así queda bien limpia y lista para reunirla en un crisol con el oro o la plata vulgar durante 3 noches a fuego fuerte. 

De esta guisa se hace el Magisterio, afirma el autor: 

“Cuando tengas 8,10,12,16 onzas, déjalo que se pudra por 40 días en un alambique o un frasco bien cerrado, como te convenga. Después de la putrefacción, divide tu materia en varias partes; toma 1 o 2 onzas, y deja que se seque; extrae tu Sal del Caput Mortuum y añade a la misma tanto Spiritus Mercurii como había en el principio, o un poco menos. Deja secar suavemente otra vez; cuando se ha secado, dale al Niño leche fresca, de la cual se ha originado, la mitad que antes; entonces ten en reserva la tercera parte de todo tu Spiritus Mercurio, divídela en 7 porciones iguales, y empapa tu materia 7 veces, pero cada vez bien secada, hasta el séptimo empapado y secado. Entonces proporciónale a la tintura su fermento, ya sea Sol o Luna, en un crisol a fuego fuerte por 3 o 4 días, que el metal esté derretido o en fusión continua, y así nuestra celestial Sal de todos los metales, ennoblecida y junto al Sol o la Luna, se transmutará a una tintura. Cuando esto ocurra, toma un poco de esta tintura, envuelta en cera, proyéctala sobre los metales imperfectos en fusión, y realizarás milagros.” 

CONCLUSIÓN 

Con aproximadamente litro y medio de esta agua astral el autor de Claro de Luna Químico completa el Magisterio, crea la famosa piedra de los filósofos

No es otra cosa que agua destilada con residuos de nitrito de amonio

Una vez más, ¿funciona?.

Sabemos que el nitrito fácilmente se convierte en nitrato por el mero hecho que le dé la luz solar aunque sea indirectamente. Y el nitrato de amonio es explosivo, como se sabe.

¿Qué podría suceder si lo combinamos con el oro o la plata? A todas luces una reacción violenta que dependerá de la cantidad de nitrito purificado que pongamos.

Recordemos que el nitrito de amonio explota a 70 grados centígrados tan sólo (contra el oro que para licuarse debe estar a más de 1000 °C).

Esto me recuerda la experiencia del caballero Digby que ya relaté en su ocasión. El sistema es muy semejante al “Polvo Simpático”.

Dudo conduzca a algún asidero concreto. Se percibe, además, en la escritura del autor cierto exceso de religiosidad cargada de fanatismo, y la necesidad de citas de otros autores para añadir páginas al tratado, como si la propia experiencia no encerrara suficiente misterio.

Debo decir que el nitrito de amonio es tóxico, si es el caso que decides probar este experimento. Y que con poco de luz ya se convierte en nitrato. Desaconsejo su utilización, pues es un explosivo, y hay sobrados casos en la historia que demuestran la fatalidad de usarlo como componente.

EXPLICACION DEFINITIVA A LA TABLA ESMERALDA Y A LA GRAN OBRA ALQUIMICA


Probablemente muchos conozcan el texto de la Tabla Esmeralda. Ha sido usado con profusión por diversos esoteristas y ocultistas. 

En el último libro que leí, El Inquisidor, de Patricio Sturlese, cita los clásicos párrafos de dicha tabla esmeralda y lo asocia de forma arcana con la trama de la novela y el satánico necronomicón. 

Pero veamos, a ciencia cierta, ¿qué es la dichosa Tabla Esmeralda? 

Para los alquimistas se trata de nada menos que el resumen de la elaboración de la piedra de los filósofos

Es el texto concentrado donde están incorporados los principios por los cuales se puede abordar los trabajos de laboratorio en pos de la piedra filosofal. 

Veamos las frases relevantes más utilizadas por el mundo esotérico: 

I. Lo que digo no es ficticio, sino digno de crédito y cierto. 
II. Lo que está más abajo es como lo que está arriba, y lo que está arriba es como lo que está abajo. Actúan para cumplir los prodigios del Uno. 
III. Como todas las cosas fueron creadas por la Palabra del Ser, así todas las cosas fueron creadas a imagen del Uno. 
IV. Su padre es el Sol y su madre la Luna. El Viento lo lleva en su vientre. Su nodriza es la Tierra. 
V. Es el padre de la Perfección en el mundo entero. 
VI. Su poder es fuerte si se transforma en Tierra. 
VII. Separa la Tierra del Fuego, lo sutil de lo burdo, pero sé prudente y circunspecto cuando lo hagas. 
VIII. Usa tu mente por completo y sube de la Tierra al Cielo, y, luego, nuevamente desciende a la Tierra y combina los poderes de lo que está arriba y lo que está abajo. Así ganarás gloria en el mundo entero, y la oscuridad saldrá de ti de una vez. 
IX. Esto tiene más virtud que la Virtud misma, porque controla todas las cosas sutiles y penetra en todas las cosas sólidas. 
X. Éste es el modo en que el mundo fue creado. 
XI. Éste es el origen de los prodigios que se hallan aquí [¿o, que se han llevado a cabo?]. 
XII. Esto es por lo que soy llamado Hermes Trismegisto, porque poseo las tres partes de la filosofía cósmica. 
XIII. Lo que tuve que decir sobre el funcionamiento del Sol ha concluido. 

EL SECRETO DE LA ESMERALDA 

Se la denomina Tabla Esmeralda, y en el nombre debe estar la explicación. Porque, obviamente, alude a algo semejante a las esmeraldas. Un cristal de color verde brillante. 

Y precisamente en la naturaleza encontramos una sal que presenta estas notables características. Y que, justamente, se obtiene gracias al sol y la luna. 

Es decir, en virtud del calor y la humedad. 

Así nace el vitriolo de la pirita que se encuentra regada en todas partes del mundo ( se sabe que el hierro y su mena es universalísima). 

Pirita: Sulfuro de Hierro


Ahora bien, si al sulfuro de hierro, tal es la pirita, se la somete a un aire húmedo produce estos fabulosos cristales verdes ( a diferencia de los azules que ocurren con el cobre), porque por el aire, por oxidación, se convierte en sulfato de hierro (“El viento lo ha llevado en su vientre”).

Por eso dice que el sol es su padre y la madre la luna: porque la pirita sometida al ciclo de sequedad y humedad del sol y la luna se retrógrada a vitriolo, capta del aire, como acero mágico, el espíritu universal en forma de costra verdosa. Se oxida.  

Ahora bien, ¿cómo es que llegamos a identificar a la pirita como el elemento del que nace la materia que menciona la Tabla Esmeralda?.A todas luces en el final de la Tabla Esmeralda cuando dice : "lo que tuve que decir sobre el funcionamiento del sol ha concluido". El sol es el símbolo del oro, y el hierro siempre se ha asociado al mismo. 

Vitriol : fuente imagen
Es cierto, existe vitriolo en estado natural que se encuentra en algunas vertientes de ríos, lugares húmedos donde abunda la pirita o incluso la marcasita. No necesariamente se parte de la pirita. El hombre antiguo pudo por observación darse cuenta del fenómeno de oxidación de la pirita a la que se le forma aquella costra verdosa al ser sometida a la acción de los elementos húmedos y el calor del sol que la cristaliza. 

Pero es seguro que al afirmar que era la obra del sol el autor de la Tabla Esmeralda hablaba de la obra del oro o de su mineral hermano, la pirita. La mena del hierro es muchas veces confundida con el oro y posee un sobrenombre típico de " oro de los tontos", "oro de gatos" porque engañaba a los que buscaban las minas de oro simulando ser el propio oro . 

A su vez, el cloruro del oro es idéntico en color y consistencia al cloruro férrico (las fotos lo demuestran elocuentemente ). 

Cloruro de Oro


Cloruro de Hierro


Es muy probable que el sol haya sido una forma en la antigüedad de designar todos los metales y minerales solares - o de tendencia dorada - como la marcasita, la pirita, etcétera. 

Es decir, aquellos que tenían una relación de cercanía con el oro, pues siempre que había hierro el oro no podía estar muy lejos. A tal punto que los mineros mexicanos sabían que donde había tierra roja, con alta concentración de óxido férrico, había un filón de oro cercano. 

Entonces queda más clara la alusión a que su padre, el sol , y su madre, la luna sean los progenitores de esta materia color verde como las esmeraldas: el vitriolo

Pero ahora hay algo más interesante. El vitriolo era la fuente en la antigüedad del ácido sulfúrico. De hecho el texto de la Tabla Esmeralda data del siglo XIV que es la época en que se lo descubre. 

El ácido sulfúrico obtenido por destilación del vitriolo era y es un fuego muy poderoso. Al extremo que un poco de agua puede causar efectos terribles. Es por eso que, quizá, la Tabla Esmeralda menciona: "Separa al tierra del fuego, y lo fino de lo grueso, suavemente y con gran cuidado" 

Con justicia estamos ante el famoso fuego secreto de los alquimistas. Se trataba de un ácido, el sulfúrico. Y tras la destilación del vitriolo siempre quedaba un remanente de residuo en el ácido por lo que era recomendable esa separación (“lo fino de lo grueso”) que indica la Tabla Esmeralda. Pero no solo eso. 

En otros tratados, como Recreaciones Herméticas, de autor anónimo, volvemos a encontrar la alusión al vitriolo

RECREACIONES HERMÉTICAS EXPLICADO 

Muchos alquimistas consideran que el autor de este tratado utiliza o aconseja emplear agua de lluvia y Rocío de mayo, y sin embargo el propio autor no lleva al engaño al lector al aclarar que tales sustancias no sirven para nada. 

Cito: 
“Ya he dado a conocer que no era el agua de lluvia ni de Rocío lo conveniente para esta operación” (que es obtener un agua ígnea, N.E.) 

Y señala que es una materia a la que hay que despertar su fuego interno y que manifieste un Agua ígnea

Dice que no es metal ni mineral pero es brillante, con lo cual está indicando que es como un cristal. Como los cristales del vitriolo. 

Cito: 
“M. Bruno de Lansac: ‘ Elegid, dijo, una materia que tenga brillo metálico ’ y a esto añadiré: que no sea metal ni mineral; de otra forma, no serviría de nada.” 

El autor afirma que todo se hace con un Agua ígneaextraída con astucia de los rayos del sol y de la luna” en virtud de un cuerpo vulgar que se encuentra en todos lados ( la pirita, padre del vitriolo) y al que hay que darle calor. 

Cito: 
“ (…) un agua admirable extraída con astucia de los rayos del sol y de la luna. Y diría aún que las sales y otros imanes que se emplean para extraer la humedad del aire no sirven para nada en esta circunstancia y que solamente el fuego de la Naturaleza se puede aquí utilizar de forma útil. Este fuego encerrado en el centro de todos los cuerpos necesita un cierto movimiento (calor) para adquirir esta propiedad atractiva y universal que os es tan necesaria y no hay en el mundo más que un solo cuerpo donde se encuentra con esta condición, pero es tan corriente que se le encuentra en cualquier parte donde vaya el hombre; por esto estimo que no os será difícil de encontrar.” 

En efecto, lo que sucede al destilar vitriolo y darle calor es que primero sale un agua y luego un dióxido y trióxido de azufre al descomponerse el sulfato. 

En el rematero queda el ácido, una auténtica agua ígnea, y en el balón de destilación un oxido férrico, una tierra roja o adámica si se quiere. 

Inclusive - para ir más lejos - podríamos decir que el León verde (el vitriolo) acaba dándonos el León Rojo (oxido férrico), el cual luego alimentará con su Agua ígnea (ácido sulfúrico) como buen progenitor.

Oxido férrico


Y por si hubiera dudas de lo que hace y utiliza, afirmaciones como esta lo esclarecen: 

"Se recoge este Espíritu en el gran mar de los sabios, que es el aire, por medio de un acero mágico que es de una misma naturaleza" 

De nuevo vemos la alusión al aire, ya que es necesaria la oxidación, eso que esconde el aire o el viento que es nada menos que oxígeno. Este oxígeno descompone la pirita en vitriolo y también nos da el oxido férrico al descomponer el sulfato.

El autor lo que hace luego es embeber muchas veces el óxido de hierro con el ácido sulfúrico y así, dice, es posible llegar a la piedra de los filósofos

Dice que es su fuego secreto y que no necesita fuego vulgar ( y le creo; el ácido es poderosísimo). 

Cito: 
"Tan pronto como el espíritu astral es atraído, es reducido a agua de la que los sabios hacen su fuego secreto" 

Y como digo, es lo que sucede: el sulfuro de hierro, la pirita atrae el espíritu astral que es el oxígeno y se oxida muy pronto convirtiéndose en vitriolo que al darle calor nos da su fuego secreto.

Para el antiguo si el viento o el aire operaba tantos cambios en la sustancia es que debía contener algo, un Espíritu ("el viento lo lleva en su vientre").  Hoy sabemos cuál es : el oxígeno.

Fin del misterio.


CYLIANI EXPLICADO 


Pirita en mi escritorio: Foto SJarré


Existe otro alquimista cuyo tratado podría considerarse semejante a Recreaciones Herméticas. Al punto que lo que uno oculta el otro revela, y parecen haber seguido las mismas directrices, o uno inspirarse del otro. 

Se trata del alquimista Cyliani en su Hermes Desvelado, quien también nos introduce en el vitriolo pero de una forma más alegórica. 

Por ejemplo cuando menciona esto: 

“Se llegó hasta el punto de hacerme tomar una fuerte dosis de sublimado corrosivo, con vistas a destruirme y apoderarse de mis escritos. Yo había aprendido a conocer al corazón humano a mi propia costa; me mantenía constantemente alerta; pero el fuego que se manifestada en mi estómago y el sabor que experimenté me hicieron recurrir al contraveneno.” 

Con esto está queriendo decir que él mismo se representa como la materia cuyo fuego interno es capaz de manifestar el Espíritu o Agua ígnea. Por eso tiene un sueño al lado de un árbol de roble donde sale una ninfa transparente de esencia celeste a la que denomina Espíritu Astral. 

Y por si hubiera dudas de qué es el Espíritu Astral, aclara Cyliani: lo que “da la vida a todo lo que respira y vegeta aquí abajo.” 

Es decir, ni más ni menos que el oxígeno, el catalizador para la oxidación. 

Sobre la destilación del vitriolo este párrafo es esclarecedor: 

“Vi entonces una nube que salía del seno de la tierra, que nos envolvió y nos transportó en el aire. Recorrimos las orillas de la mar, donde apercibí pequeñas protuberancias. La noche sobrevino, el cielo era muy estrellado, seguimos la vía láctea dirigiéndonos a la estrella polar. Un frío extremo se apoderó de mí, y me provocó un profundo sueño. Calentado de nuevo a continuación por los rayos del sol, que aparecía sobre el horizonte, me sorprendí del todo al despertarme de encontrarme sobre la tierra, y de apercibir ahí un templo. La ninfa me tomó de la mano y me condujo a su entrada” 

Lo que se interpreta es que el vapor sale de la materia que es el mismo Cyliani y luego al salir el fuego de él, queda frío, ya que se descompuso el sulfato de hierro. Cuando menciona que se dirige a la estrella polar no hace otra cosa que mencionar que se dirige hacia el rematero del balón de destilación donde vuelve a encontrarse en la tierra (dejó de ser un vapor). 

Después Cyliani pelea con el dragón al que penetra con una lanza. Esto es ni más ni menos que lo mismo: la lanza, símbolo del hierro, que se hunde en el corazón del dragón que es la fuente del fuego secreto: el ácido sulfúrico

Sé que muchos alquimistas piensan que aquí, en este combate, se hace alusión al antimonio y el hierro. Puedo decirles sin temor a equivocarme que erran de principio a final. 

Lo que está explicando Cyliani es que el hierro, al ser calentado como él indica, y servir para matar al dragón, en realidad sirve para extraer del corazón del dragón su fuego, el fuego secreto, o agua ígnea

Por eso dice: 

 “Piensa en el rocío de mayo, él se vuelve indispensable como vehículo, y como siendo el principio de todas las cosas.” 

Él abre la entrada al templo, donde mora el dragón, con cierto frasco con una sustancia que le deja el Espíritu Astral, la ninfa. Lo que indica es la humedad necesaria para poder ingresar, para humedecer la pirita y que nos dé el vitriolo.

Por lo demás, dejando de lado a Cyliani, en el tratado La piedra de Agua de los sabios hallamos lo mismo expresado así:

 “Igualmente, si se te pidiera que extrajeses el fuego material y externo, o luz, del pedernal en el que este fuego o luz se halla oculto, no habrías de introducir en la piedra esta luz oculta y secreta sino que deberías provocar y excitar este fuego oculto con un eslabón que tendrías necesariamente que poseer. Debes, pues, hacer que mane y manifestar fuera de la piedra este fuego que, seguidamente, extenderás y soplarás sobre una buena materia inflamable preparada a este efecto, sin lo cual se vería obligado a extinguirse inmediatamente y a desvanecerse de nuevo. Después de esto dispondrás de un fuego brillante con el que te será posible llevar a cabo todo lo que quieras, a tu gusto, tanto tiempo como lo mantengas y conserves.”

El fuego que se extrae, una vez más digo, se saca de un cuerpo que lo posee en abundancia (la pirita que se retrograda a vitriolo).

No habría que olvidar lo que Fulcanelli dice sobre el Espíritu Universal que es un rayo de luz, y el cuerpo que lo posee en abundancia en su interior lo revela con un golpe de vara: despide luz. Se encuentra en todos lados, además.


CONCLUSIÓN 

Antiguo laboratorio alquímico descubierto en Praga


Al leer Recreaciones Herméticas uno puede quedar persuadido que todo consiste en recolectar Rocío y obtener un residuo terroso al que embeber, pero se engaña. 

Las características de Fuego secreto, de ebullición o efervescencia que el autor alude en diversas partes de su tratado, no se producen con Rocío, es imposible que lo produzca meramente agua, sino una sustancia ígnea de veras: un ácido

Es necesario ese ácido para el juego del Solve et Coagula. Para mojar y secar. Humedecer el óxido férrico y dejar secar. 

Así hasta que adquiere otra cualidad. 

Quien le interese experimentar esto que acabo de narrar, he dejado una hendija de luz en la pura oscuridad alquímica. Pero no prometo que le lleve a buen puerto. La mayoría de los alquimistas anónimos no eran otra cosa que especuladores, personas que tenían el deseo de arribar a la mítica piedra filosofal y creyeron en muchas ocasiones estar muy cerca y se adelantaban dejando por escrito lo que creían les conduciría a la piedra auténtica. 

Imaginen lo que pudo significar en el pasado descubrir que de un cristal verde brillante saliera un agua que quemaba la piel y reblandecía las cosas. Un auténtico descubrimiento que para ellos auguraba el camino a la Gran Obra

Sin embargo, si alguno logró la Obra es del todo seguro que nunca haya publicado nada, hacerlo hubiera sido atentar contra sí mismo: atraerse las miradas de gente deseosa de su secreto. 

Y uno escribe, más que nada, por vanidad. Pero la vanidad desaparece si peligra la vida.

Esta explicación de la Gran Obra es exclusiva de dichos tratados, y no es única. Existe otra forma de operar con los elementos del sol y la luna que permanece en secreto y, como no he podido finalizarla, me abstengo de todo comentario. Con esto quiero decir que existe otra interpretación a los tratados mencionados. Esta es una posibilidad que solo la experimentación puede esclarecer.

EL DESCUBRIMIENTO DE UNA NUEVA SUSTANCIA


La proeza del matrimonio Curie no sólo consistió en convertir toneladas de minerales en un decigramo del elemento radio con propiedades fascinantes, sino inaugurar toda una serie de hallazgos relativos a la salud con la radiación. 

Mientras con las otras radiaciones, desde los rayos X hasta las ondas de radio, la energía provenía de una fuente externa, esto no sucedía con los elementos radiactivos : poseían su propia energía, y podían emitirla sin que nada les afectara. 

Podían durar meses, años, ajenos al calor, la presión, los campos magnéticos, los reactivos químicos, etc. ¿Cómo era posible que sucediera esto?. ¿Era factible que el radio fuera un perpetuum mobile, una fuente inagotable de energía?. 

Pero según los Curie y Henri Bequerel, debía existir una fuente exterior (algo que era irradiado a la Tierra) que, de alguna manera, el radio utilizaba para perpetuar su energía. Sin embargo, Marie Curie sospechó que en realidad lo que estaba produciéndose era algo que afectaba internamente a los átomos, quizá se desintegraban. 

Pero hasta entonces la teoría atómica era algo inamovible, no se podía pensar que nada afectara la estabilidad y perfección atómica. La tradición científica que iba desde Demócrito hasta Dalton y Maxwell insistía en ese axioma. 

En 1897, sin embargo, descubrieron que con el torio, si se lo guardaba en un frasco sellado herméticamente ocurría algo increíble: aumentaba su radioactividad. Y al abrirse el frasco volvía a su estado anterior. 

¿Qué era lo que sucedía?. 

Ni más ni menos que una nueva sustancia estaba creándose; algo más radiactivo que la materia de la cual nacía. 

Ernest Rutherford demostró que era un gas lo que se estaba creando y que era capaz de aislarse porque si no se evaporaba rápidamente. 

De esta forma, con la ayuda de Frederick Soddy comenzaron a comprender que había una desintegración continua de los átomos de los elementos radiactivos, y que ello hacía que se transformaran en otros átomos. 

En efecto, no se trataba de otra cosa que una transmutación. Incomprensible para la mente físico o química de la época, pero sí atisbado por alquimistas

De ahí en más fue concluyente que la transmutación era inseparable de la radiactividad. Era por eso que del uranio, un metal duro, podía surgir un metal alcalinotérreo como el radio, un gas inerte como el radón, un elemento parecido al telurio como el polonio, formas radiactivas de bismuto y talio, y finalmente, plomo.

Con los espintariscopios, un juguete del siglo XX de los salones eduardianos, se apreció enseguida, a través de la visión de innumerables y pequeñas chispas o destellos que estás se debían a la desintegración de los átomos de radio, las partículas alfa que cada uno emitía al explotar. 

Era visto, entonces, que los procesos radiactivos afectaban al núcleo de los átomos. Y así, poco a poco, concibiendo que eran capaces de liberar fuerzas increíbles a través de su desintegración, se arribó al término de “energía atómica”. 

Frederick Soddy se preguntó si esa transmutación que se da de manera natural en sustancias radiactivas podía llegar a efectuarse de manera artificial. Años después la humanidad sería testigo del alcance de estas teorías con Hiroshima

OBTENCION DE MATERIAS RADIACTIVAS 

Es interesante llamar la atención de los largos y laboriosos procesos que emprendieron en la antigüedad los químicos y físicos para arribar a nuevas sustancias. 

El matrimonio Curie, es el claro ejemplo de lidiar con algo que los iba consumiendo poco a poco (sus diarios de investigaciones a día de hoy y al menos por 1000 años más deben cotejarse aislados en plomo debido a su intensa radiactividad). 

El trabajo era complicado siempre. Efectuar destilaciones, cristalizaciones, y arrancar de minerales ciertas sustancias increíbles (los Curie contaban cómo en las noches se acercaban a su laboratorio y podían ver la luminiscencia de sus matraces y retortas y todos los enseres que habían pasado por sus manos) 

Georges Urbain es otro ejemplo de arduo trabajo para dar con una nueva materia: efectuó 15 mil cristalizaciones fraccionadas para aislar el lutecio

Y luego se piensa que los alquimistas hacían una Gran Obra. Estos antiguos filósofos de la naturaleza fueron los auténticos hacedores de la gran obra humana del conocimiento.

El Matrimonio Curie en su laboratorio.

EL FAMOSO AGUA QUE NO MOJA LAS MANOS DE LOS ALQUIMISTAS


En innumerables tratados antiguos lo leemos como algo fundamental a obtener por los alquimistas. Se trata de nada menos que un Agua que no Moja las Manos. Un agua seca. 

¿De qué se trataba? ¿Cuál era su composición?. 

El secreto se ha mantenido durante siglos en el silencio. Pero quizá sea hora de convocar la explicación a tan antiguo enigma a la luz de la ciencia moderna. 

UNA SAL DEL AIRE 

En el libro danes “Tidsskrift for Physik og Kemi”, (København 1862) uno descubre la explicación de cómo el agua funciona en la atmósfera. 

Según las experiencias vertidas por un investigador llamado Schønbein, al evaporarse el agua en el aire libre se formaba automáticamente nitrito amónico: combinaba el nitrógeno del aire, el hidrógeno y el oxígeno. 

Lo que había hecho este investigador cualquiera puede reproducirlo: humedeció telas de lino con agua destilada y las expuso al aire exterior para que pudiera evaporarse despacio. 

Una vez secas, las volvió a sumergir en agua destilada y, tras destilar lentamente el agua comprobó que en el fondo quedaba una sustancia blanca como la sal. 

Posteriormente se supo que era nitrito amónico (NH4NO2). Así arribó a la conclusión de que este fenómeno mantiene irrigada a las plantas en su crecimiento, ya que desde su propia superficie, debido a las intensas lluvias ocasionales y al propio océano, siempre tiene lugar una constante evaporación. 

De hecho, y aunque no lo veamos, en el mundo tiene lugar un ir y devenir de vapores elementales, invisibles al ojo desnudo. 

Hoy mismo, con el cielo algo nublado, pero aún sin lluvias, he sido testigo de un hermoso arcoíris. La explicación está en que el vapor de agua está presente en la atmósfera y cuando inciden los rayos solares se produce el fenómeno del arcoíris. 

Podríamos decir, por tanto, que el aire es agua rarificada y que, al evaporarse “atrae” o “fabrica” una sal de la familia de los nitros. Se crea usando dos átomos de nitrógeno del aire al unirse con cuatro átomos de hidrógeno: 2N + 4 H = N.NH4. Lo que da el nitrito amónico: NH4NO2 al combinarse dos átomos de oxígeno en dicho compuesto. 

En antiguos tratados, como el Mutus Liber, vemos que los alquimistas dibujados en dichas láminas se empeñan en exponer al aire unas telas perfectamente estancadas a unos metros de la tierra, a las cuales luego se las escurre para obtener una sal en el fondo del balón de destilación (simbolizada con triangulitos). 



El detalle de que el cielo sea nocturno no debería tomarse a la ligera: un rayo de sol podría convertir la sal de nitrito en nitrato. 

EL EXPERIMENTO Y LA EXPLICACIÓN FINAL 

Lo que se forma realmente es una sal en el agua, en especial mejora la cantidad si es luna llena cuando se realiza. 

Lo que hay que usar, sí o sí, es agua destilada. 

Como fue dicho: se impregna la tela, se la deja secar al exterior, y se vuelve a embeberla con agua destilada. Luego se la escurre sobre un cuenco y se deja obrar la evaporación. 

Al final, en el fondo del pocillo quedara una fina sal blanca, soluble al agua. 

Ahora bien, los antiguos alquimistas llamaban “Agua que no moja las manos” a su materia con la que se hacía prácticamente la obra entera. 

La llamaban Agua porque nacía de un agua pero ya no era agua (era soluble), y que “no mojaba las manos” por su cualidad de sequedad. 

Esta sal seca, esta agua rarificada condensada en una sal blanca, no es otra cosa que el famoso Agua que no moja las manos alquímico. Es decir: el nitrito amónico

Fin del misterio.




CONCLUSIÓN 

La energía que encierra el nitrógeno puro – obtenido calentando nitrito amónico – es utilizada por la naturaleza para subsistir y regenerarse. Era natural que, como esta sal viene de un agua, se la hubiera llamado “agua que no moja las manos”. 

Fíjense de donde viene el amonio: materias descompuestas.
Imaginemos al alquimista descubriendo esta sal de donde aparentemente no había nada. Captada del aire mismo – que repito: el aire es agua rarificada -, allí en el fondo del cuenco, blanca y brillante y con inclusive capacidades explosivas si se la somete a los rayos del sol y se convierte en nitrato de amonio. 

Es curioso, además, que el ión de amonio no se halle en la naturaleza: no está presente en forma libre. No se puede aislar de ninguna manera ya que se descompone en amoníaco e hidrógeno. 

Sólo puedo continuar imaginando la sorpresa del filósofo naturalista antiguo con esta serie de hallazgos que merecieron su silencio por completo.

En efecto, como cita la Tabla Esmeralda: "El viento lo lleva en su vientre"

También replicado en el tratado Claro de Luna Químico.







Fuentes:
Tratados antiguos (docenas)
Alkymiens Mysterier - libro incunable escrito por la danesa Merelle.
Experiencia y amigos alquimistas
veáse: www.rhoend.com 

CUANDO LOS DESEOS SEXUALES SE TRANSFORMAN EN UN ENTE SOBRENATURAL : EL CASO DORIS BITHER

Escena película El Ente

Doris Bither era una madre soltera que vivía con sus hijos en California. Tenía cuatro hijos, una niña de 6 y tres varones de 10, 13 y 16 años. Cada hijo procedía de un matrimonio diferente. Este no es un detalle menor como ya veremos. 

Los hechos comenzaron en mayo de 1974. Sola en su habitación, de pronto percibió la presencia de algo a su lado. Pero no podía haber nada, no había nada. Un instante después esa sensación de presencia se apoderó de ella y un “algo” invisible comenzó a agredirla y abusar salvajemente de ella. 

Doris Bither

Los ataques sexuales de dicha entidad invisible la perseguirían a lo largo de los años. Según la descripción que ella hiciera, se trataba de una presencia masculina, grande, fornido. 

En las noches, cuando estaba sola en su cuarto, aquella entidad la tocaba y finalmente la forzaba golpeándola a que se dejara violar. Tan desesperada estaba que decidió buscar ayuda psiquiátrica. 

Pero quienes la examinaron no encontraron que tuviera algún problema, y decidió contactar con los investigadores de la Universidad de California, el laboratorio de Parapsicología que estaba por aquel entonces dirigido por el Dr Barry Taff. 

LOS HECHOS 

El caso de Doris B fue conocido como el caso Carla Morán, popularizado en una película del género de terror conocida como La Entidad o El Ente , basada en la novela homónima de Frank de Felitta, inspirada en los espeluznantes episodios vividos por esta mujer. 

Pero como todos, lo que se pensó a priori era que se trataba de fantasías de Doris, y los ataques eran inventados producto de algún trastorno mental de la mujer. Sin embargo, todo cambió cuando Barry Taff le vio las marcas que aquella supuesta entidad le había dejado en el cuerpo. 

Entonces el caso le produjo un notable interés. Y entrevistó a muchas personas, entre las cuales estaban los hijos de Doris y que atestiguaron dichos ataques. 

Taff igual seguía convencido de que el fenómeno se debía a un trastorno en la personalidad de Doris, e intentó por todos los medios encontrar una explicación por ese lado. Sin embargo, como los bestiales abusos continuaban, decidió trasladar un equipo para estudiar el fenómeno en la casa de Doris. 

Y aquí se produjo algo que dejó sobresaltados a los investigadores: mientras estaban en la casa aquella entidad se manifestó como esferas luminosas y arcos de luz. 



 Pero dejemos que sean los propios investigadores los que nos cuenten: 

“Empezamos a ver pequeños estallidos de luz, sucedían rápidamente. Intentamos fotografiarlos, pero sucedían demasiado rápido, y no conseguimos fijar ninguno. Trabajábamos con una Polaroid y una cámara fotográfica de 35mm.  
Estabamos en la cocina hablando con el hijo de 16 años de Doris cuando la puerta de un armario bajo se abrió de golpe y una cacerola salió disparada”, dijo Gaynor, uno de los investigadores. “Salió volando y cayó dos o tres pies más allá del armario. Yo me asomé por si hubiera algún truco o alguien escondido en el armario, pero allí no había nada. Ahí es cuando empezó todo”. “La mujer empezó a chillar, ‘está en el dormitorio’.
Nosotros corrimos hacia allá y fue cuando aparecieron las luces y tomamos las instantáneas con la Polaroid. La mujer gritó ‘está en la esquina’ y rápidamente tomamos una foto, pero salió descolorida. Doris volvió a gritar que estaba en la esquina y volvimos a fotografiar… otra vez descolorida. Pensábamos que la cámara se había estropeado, así que tomamos una foto de control. 
 
En ese momento Doris anunció que el ente se había ido. La foto salió perfecta” “Con la Polaroid tomamos la foto más interesante de todas. Doris dijo textualmente ‘está delante de mi cara’ y entonces tomamos la instantánea. En la foto puedes ver con claridad los botones de su ropa y las cortinas, sin embargo su cara aparece totalmente borrada. Repetimos la operación con idéntico resultado, y cuando ella dijo que ya se había ido, hicimos una foto de control y todo apareció normalmente.” “La tercera noche decidimos hacer la sesión en el dormitorio. Le pedí al ente que si realmente estaba allí que apareciese, y entonces la luz salió de la pared y se desplazó hasta el medio de la habitación. Empezó a girar y a expandirse en todas direcciones.  
Teníamos a nueve fotógrafos profesionales distribuidos por la habitación disparando sus cámaras desde todos los ángulos. Fue increíble, ¡esa cosa flotaba en medio de la estancia y era dimensional! Es imposible falsificar algo así sin disponer de sofisticados sistemas de laser”. Taff contó que en realidad había tres esferas de luz: una verde-amarillenta y dos de luz blanca. “Nosotros vimos bolas de luz. De algún modo las cámaras recogieron arcos luminosos… pero lo que nosotros vimos eran bolas de luz”. 

Este episodio había tenido lugar tras la llamada desesperada de Doris a medianoche a Gaynor:

“Ella me llamó en mitad de la noche llorando y fui hacia allá. Había sido golpeada, tenía marcas azules y negras por todo el cuerpo”, dijo Gaynor. 

Aunque los investigadores no fueron testigos de los abusos sexuales propiamente dichos, si pudo corroborar Gaynor algo que le dejó helada la sangre. 

En palabras del mismo: 

“Primero vimos cómo se formaba la cabeza y seguidamente los hombros. Después la luz fue descendiendo hasta que una silueta se dibujó entera. Era una luz verde-amarillenta. Cuando todo pasó, nos miramos unos a otros… No podíamos ni hablar.” 

Y Taff añade: 

“Cuando la aparición se esfumó, dos jóvenes ayudantes se desmayaron y hubo que sacarlos fuera del dormitorio”… 

¿QUE ERA AQUELLO? 

Algo peligroso. Algo con lo que no se podía lidiar, según Gaynor que nos cuenta: 

 “Una vez, el hijo de 16 años oyó a su madre llorar y fue al dormitorio. Vio como algo zarandeaba a su madre en la cama y, cuando se acercó a ayudarla, algo le golpeó en la cabeza y lo lanzó hacia atrás. El chico se rompió un brazo” 

Debido a que estaba en riesgo la vida de Doris, decidieron trasladarla al laboratorio de la Universidad de California. 

Allí construyeron una especie de habitación de cristal donde podía ser vigilada Doris a través de cámaras de vigilancia las 24 horas. 

Escena de la película El Ente


Sin embargo, aquel Ente no se iba a echar atrás y la siguió. En aquel laboratorio controlado tuvo lugar una bestial agresión sexual por parte de la Entidad. Habiendo muchas personas presenciándolo, Doris comenzó a moverse como si alguien la sujetara y la empujase. 

Boquiabiertos, vieron como "algo" la postraba en posición de cuatro patas, la pose del perrito, la del misionero y otras tantas que parecían arrancadas del mismísimo Kamasutra. 

Uno esperaría que en ambiente tan controlado y habiendo tantos testigos quedara alguna traza de evidencia de dicho ataque sexual. ¿O todos presenciaban con agradable gusto aquella especie de show porno ante la vista?. 

La explicación que dieron es que las cámaras no registraron nada que avalara una presencia sobrenatural. 


LA EXPLICACIÓN AL EPISODIO DE EL ENTE 

La historia de Doris es interesante para una novela de terror. Sin embargo, existen explicaciones que pronto arrojaron luz sobre el caso. 

Uno de los psicólogos, por ejemplo, descubrió que Doris había padecido durante la infancia  abusos sexuales. Si a esto le sumamos que se había casado numerosas veces y tenido hijos en cada matrimonio, lo que hace de su vida sexual algo intensa, podremos ver por dónde venía la cosa. 

En palabras de su hijo intermedio, Brian Harris: “Tuvo tantos novios y esposos que ya perdí la cuenta” 

En efecto, se trataba de una mujer con el libido elevado.

Como en los casos de estigmas generados por el propio creyente, es posible que Doris simulara ser penetrada por algo siniestro. 

De hecho, cuando adoptaba la posición del perrito, o cualquier otra de las del kamasutra, es obvio que fingía ser violada. Nadie puede someter a otra persona en la posición del perrito sin una notable resistencia. 

Desde luego, ella decía que el Ente tenía ayuda: dos enanos invisibles que la sujetaban. Y sin embargo, cuando adopta esa pose en el laboratorio estaba únicamente el supuesto Ente. 

A esto añadamos que no se obtuvieron ni una mísera grabación de los eventos. El Ente era evasivo a la cámara. Y las fotos que le tomaron donde queda empañada la cara de Doris jamás se dieron a conocer, solo se hicieron populares estas que adjunto en este informe donde se ve el arco de luz que puede tener mil explicaciones sin caer en Entes sobrenaturales. 

CONCLUSION 

La pesadilla : de Johann Heinrich Füssli


Más allá de lo incongruente que es que un ente invisible tenga placer espectral a través de un coito animal, lo que siempre me dio curiosidad es el alcance que tuvo esta historia. 

Incluso sus hijos afirmaban que “Todos experimentamos algún tipo de ataque. Empujones, mordiscos y arañazos”. Decían haberlo visto como una silueta cincelada, traslucida y nublada. 

Este fenómeno de contagio de la histeria de una persona a sus miembros de la familia es usual. Pensemos que únicamente uno de ellos era mayor y el resto susceptible a ser manipuladas sus creencias y emociones por un mayor. 

Imaginen a su madre simulando ser lanzada de un lado a otro, gritando, arrancándose los pelos, lanzando alaridos de terror señalando que un Ente la tiene atrapada. Es inevitable en los menores la sugestión, y en el mayor que la secundara en sus alucinaciones por su amor de hijo. 

Lo que muy probablemente sufrió esta mujer es un episodio de histeria de conversión. Semejante a las manifestaciones Cristicas que tienen los estigmatizados

Pero en su caso, la religión le tenía sin cuidado, lo que ella necesitaba era alguien capaz de solventar su intensidad sexual que siempre la caracterizó. 

Sin pareja, con ardientes deseos reprimidos por la numerosa familia que debía cuidar, el Ente era la forma más elocuente de evadirse y gozar, de un modo sádico tal vez, de sus deseos sexuales insatisfechos. 

Un episodio similar tuve ocasión de investigar en Buenos Aires. Se trataba de una tía que tenía y que vivía sola. 

Toda su vida la había pasado bajo el manto de sus padres. Al fallecer ambos, ella quedó sola y , al poco, comenzó a contar que alguien la visitaba y la tocaba, que abusaba de ella en las noches. 

Estaba aterrorizada. Mi tía jamás había tenido pareja, no se había casado, y, por lo que pude investigar, era virgen a los más de 50 años. 

La carencia de contacto carnal con un hombre y la intensa energía sexual reprimida dieron lugar, no me cabe duda, a que en las noches la visitara un Ente y ella experimentara la sensación de violación. 

Era mejor decir eso, que aceptar que su cuerpo tenía necesidades que su mente negaba. Lo mismo que sucedía en el pasado con los Incubus y las religiosas.