JESUS AL DESCUBIERTO

Es indudable. Jesús ha sido el misterio más inquietante que he tenido por muchísimos años. Mi libro, Cruz&Ficcion fue un intento por enseñar lo poco o mucho que sé al respecto en una simple novela. Todavía no me atrevía a escribir un elaborado informe. Había muchas dudas que pesaban en mi.

Pero luego de leer unos estudios recientes de arqueología, y de ver el espectacular video de National Geographic (donde recrean muchísimas cosas), creo que estoy listo para, cuando menos, delinear los aspectos que se saben con certeza sobre Cristo y su ministerio y como ha llegado a ser, 2000 años después, la religión más influyente de occidente.

Vayamos por partes.

¿Quiénes mataron a Cristo?


ROMANOS: ASESINOS SIN PIEDAD

En la época de Jesús Roma mandaba no los líderes del templo. Por tal motivo, lo que hiciera Jesús y como lo hiciera estaba principalmente en miras de los romanos. Ellos velaban con fuerza y castigos brutales a quienes interfirieran en su política. Y al hacerse llamar Rey de los Judíos, por sus discípulos y seguidores, lo único que hizo Jesús es sentenciarse de por vida: porque los romanos, sin entender el significado de Rey que le quería dar la multitud, lo vieron como un posible revolucionario o agitador social que debía ser castigado como ejemplo ante el vulgo.

El único Rey era César y era Roma el imperio que mandaba. Nadie debía usurpar ese título, y menos, si contaba con un par de cientos de seguidores. Es por ello que vemos en los evangelios que le clavan a la cruz el letrero que dice , a modo de burla grotesca, “Rey de los Judíos”. Es clásica esa forma de escarnio en la cultura romana.

Los que lo mataron fueron los romanos, no los judíos como se ha pensado desde hace siglos de forma malinterpretada. Si querían matarlo, lo hubieran hecho según sus leyes, y no según las leyes de los romanos, porque la muerte en la Cruz era un destino solo reservados a los que interferían con el poder político de Roma, como fuera que así lo viera dicho imperio.

En el año 63 antes de cristo habían conquistado Roma toda Judea. Y desde entonces, sus leyes debían ser cumplidas con rigor. Roma asesina a Jesús para recordarles a todos quien tiene el poder allí.




LA MUERTE EN LA CRUZ

Puede parecer insignificante, pero ¿Qué forma tenía la cruz donde murió Jesús?

El arte del pasado la pinta con forma de cruz y a cristo llevándola entera. Y sin embargo, tras probarlo con diferentes técnicas, se llega a la conclusión – como podrán ver en el video que incluyo aquí – de que era la forma de T la más óptima.

Un antiguo grabado sirve de guía para descifrar esto.

Al parecer, un esclavo griego intentando ridiculizar a un creyente de Jesús dibujó esto que vemos. Era la forma en que solían plantar las cruces los romanos en aquella época. El poste vertical podía estar indefinidamente en el terreno de muerte. Y sólo con izar luego el patibulum que cargaba el reo, se ajustaba la forma T.

Jesús sólo llevó - que no era poca cosa – el patibulum encima. Su brutal peso queda reflejado en el video con una persona que probó cargarlo 120 metros y no resistió más. Jesús tuvo que caminar con el mismo 400 metros. Por esto, vemos en los evangelios que lo ayuda una persona de entre la gente.

En efecto, fue totalmente inhumano hacerlo cargar, luego de ser azotado, con tal madero.

¿Cómo lo clavaron? En virtud del descubrimiento arqueológico de otro crucificado de la época se sabe que acostumbraban a clavarlos de los tobillos, en una zona realmente dolorosa.

¿ Y las manos? Pues todo parece indicar que fue atado, no era necesario que fuera clavado en las palmas, como la iconografía siempre enseña.

La muerte venía a consecuencia de un paro cardiorrespiratorio, y no por las heridas en si.

El dolor en las piernas, no obstante, era atroz.

No por nada menciona un evangelio que dijo: “ Dios mío, Dios mío, ¿Por qué me has abandonado?”

Era la súplica fiel de alguien que veía la muerte echársele encima y se daba cuenta que estaba sólo en el mundo, donde no recibiría ayuda de nadie sobrenatural.

Casi me atrevería a decir que era la afirmación de alguien que había perdido la fe en lo que creyó que sucedería.




















LA LEYENDA Y EL MITO

Jesús muere en medio de un grupo creciente de seguidores que continuarían por muchas generaciones llevando su palabra a todo el mundo. Hay evidencias sólidas de que Jesús amaba a María Magdalena, y que, como dicen los evangelios apócrifos, “la besaba delante de los discípulos”. Es notable que la que lo ve a Jesús aparecido, luego del tercer día, sea ella.

De inmediato avisaría a sus discípulos que estaban escondidos y temerosos. Es de destacar que las alucinaciones y los estados alterados de conciencia tienen mayor predisposición en personas con un lazo afectivo con el individuo fallecido. Es del todo esperable que, si robó alguien el cadáver, al encontrar la tumba vacía, ella fuera presa de un estado sugestivo de alucinación.

Ahora bien. Esto es mera especulación mia. No hay evidencias de tal cosa. De lo que si hay, es que el mito de Jesús fue una copia de otros mitos de la antigüedad: budismo, mitraismo, y, desde luego, el culto a Osiris. Es lógico que así sea, porque la incipiente religión cristiana debía competir con los dioses locales en Roma, donde se posicionaría. Y para hacerlo, la mejor forma era revestir con un halo sobrenatural la figura de Jesús. Debía ser tan bueno y notorio como los otros.

Por eso, vemos que nace de una virgen, muere y resucita al tercer día como los mitos solares y antiguos. Fue toda una estrategia de Marketing de los primitivos apóstoles. Era eso o perder para siempre la posibilidad de perpetuar su incipiente secta.




LOS MILAGROS Y SU MINISTERIO

No hay dudas. La cultura donde se crió Jesús fue tan poco avanzada que cualquier cosa se consideraba milagroso. Basta ver cómo se comportaba Juan el Bautista para darse cuenta de ello.

El más antiguo de todos los evangelios es el de Marcos, y empieza con una historia de un hombre semisalvaje , llamado, Juan el Bautista. Y dice:

Juan se vestía con pelo de camello y tenía un cinturón de cuero alrededor de la cintura y comía saltamontes y miel silvestre.”

No olvidemos que de esta persona, que a todas luces en estos tiempos podríamos describir como fanático religioso y fuera de si ( o siendo más noble podría llamarle hippie excéntrico) , es la persona que le hace el bautismo a Jesús y de ahí empieza el ministerio. Es posible que Jesús creyera en lo que decía este iluminado y se sintiera llamado –como lo hacen muchos sectarios de hoy día - a transmitir su reino, el Reino de Dios, donde sería él un Rey.

Vamos, un hombre que comía grillos y era considerado semisalvaje me parece un pésimo referente para alguien que, se supone, estaba por encima suyo en cuanto a intelectualidad. Porque mucho se habló de que cristo viajó por India, y muchísimos otros países, cultivándose y estudiando las más antiguas escrituras y cultos, pero está relación extraña con Juan el Bautista podría hacer dudar de todo ello.

Lo cierto es que vivían ambos en una época donde se necesitaba un Mesías que devolviera su libertad al pueblo sometido de los judíos por la fuerza ocupacional romana. Habían muchísimos Mesías rondando por Galilea. Pero probablemente crucificaron al más popular o más noble.



CURACIONES DE CRISTO

Se especula siempre que Cristo curaba con sus poderes milagrosos a la gente enferma. Pero ¿realmente ha sido así?.

Antiguamente existía difundida la creencia de que si alguien caía enfermo es que, con toda probabilidad, era un pecador, y había hecho algo malo.

Se desconocía totalmente lo alusivo a bacterias y virus, y la explicación de aquellos tiempos era que el diablo se metía en los cuerpos y los enfermaba.

Por ejemplo, en las fotos vemos lo que era un antiguo baño público, una letrina donde hacían sus necesidades tanto hombres como mujeres.

Como se ve en la foto, ese madero con la esponja encima, era el sistema que usualmente empleaban para limpiarse las heces luego de hacer sus necesidades.

Bastaba con humedecerlo en una eterna agua que corría a los pies de la persona sentada y limpiarse.

Luego, venía otra persona, ocupando el mismo puesto, y usaba ese utensilio desagradable. Si estaba limpio, sin nada a la vista, era suficiente para pensar que estaba limpio. Se desconocía que las bacterias, invisibles al ojo humano, estarían presentes y se pasarían de cuerpo en cuerpo.

No obstante esto, había enfermedades meramente mentales. Personas absorbidas por sus pecados que enfermaban.

Por eso, cuando Jesús pasaba a su lado, esas personas veían que él, el representante de Dios en la tierra, les limpiaba de pecados y, por consiguiente, curaban de esas enfermedades psicologicas.

Otras, meramente se curaban de afecciones verdaderas por la fe, empleando el efecto placebo. Tal es así, que el propio Jesús solía decir (en los evangelios): “tu fe te ha salvado”.

Los milagros más poderosos que describen los Evangelios, lamentablemente son copias o plagios de otros cultos. Las simples curaciones tienen esta explicación.



CONCLUSION

No dudo que haya existido una persona con las características de Jesús de Nazareth. Que haya efectuado su ministerio proclamándose Hijo del Hombre, Mesías, Hijo de Dios, etc. ¿Cuántos hay actualmente que vienen haciendo lo mismo y siguen con sus fieles seguidores.?

La fe en una persona puede ser tan grande como para hacer verdaderas locuras por creencia en esa persona. No hace falta entrar en el caso del sectario Marshall Applewhite, líder del grupo inmolado La puerta del Cielo, para darnos cuenta de lo que el poder de la fe, mal proyectada, puede hacer.

El desquiciado de Applewhite, homosexual reprimido (1), se mató sencillamente porque consideraba que los extraterrestres le llamaban. Y convenció, en su delirio, no sólo que su grupo se matara, sino que los seguidores hombres se castraran!!!

Sai Baba es otro ejemplo de fe desbordada y sin fundamento. Cuenta con 50 millones de sumisos seguidores que creen en sus trucos de prestidigitación. Se ha demostrado que miente este gurú Indio pero nada que hacerle (y yo que pensaba que si los fieles veían el video de Swami materializando sus cenizas en cuadro por cuadro y con zoom, donde se aprecia el truco, dejarían de seguirle. Fui un iluso total, la gente creyente no se deja asombrar por las evidencias, no aman la verdad, aman a quienes piensan por ellas).

La evidencia de que Cristo se autoproclamara Hijo de Dios o Rey de los Judíos es bien fuerte para pensar que haya sido la razón de su muerte en la cruz por agitador político. Los únicos divinos y reyes eran los césares, el resto, eran esclavos de ellos.

En mi opinión personal, Jesús fue una persona noble, inteligente como para saber sobre su final, y confió en todo momento en que Dios se pondría de su lado cuando llegara el momento decisivo. Si son ciertas sus palabras finales: “ Dios mio, dios mio ¿por qué me has abandonado?” debemos pensar que jamás llegó tal ayuda y se sintió como cualquier ser humano ante la inminencia de morir: completamente solo.

He visto cultos y sectas actuales que usan a personas que han muerto antes, llamados santos o simples gurú, para afirmar que tales personas fallecidas se les aparecen cada tanto. Así siembran el misterio y dan continuidad al mensaje que estas personas creyeron. Es posible que exactamente así haya ocurrido con Cristo. Su amante María Magdalena pudo sembrar la creencia en los discípulos cuando afirmó que vio a Jesús.

Luego se produce lo que llamo yo el “contagio viral” y todos empiezan a ver a Cristo en todas partes.

Me hago esta pregunta ¿Habrá Biblias de Sai Baba dentro de 2000 años donde cuenten sus milagros y obras divinas? La respuesta, pienso, es que no viviremos 2000 años sobre este planeta para saberlo.











(1)
Hay evidencias sólidas de que el líder tuvo relaciones con hombres y fue expulsado de diversos cultos por ello. También, de que no aceptaba esta condición homosexual. Finalmente, fundó su propio culto, donde no estaba permitido tener relaciones sexuales y donde, al final, impelió a sus discipulos a castrarse. Sí esto no es un claro ejemplo de una proyeccion psicologica no sé donde está. Pag 254, Martin Gardner, "¿Tenian ombligo Adán y Eva ?"

2 comentarios:

Anónimo dijo...

Esta investigación es realmente contundente. Es necesario, de forma urgente, que toda la cristiandad acepte las evidencias sobre su querido redentor. De otro modo, el ciego fanatismo seguirá su cause ordinario. Saludos de Esteban de Uruguay

Yai TS dijo...

Saludos! Me parecen interesantes tus escritos.
Yo nací en una familia Católica pero despues de los 20 leia astrologia, reencarnación, viajes astrales... hasta que hace dos años llegué a una iglesia evangelica. Soy Cristiana y amo a Dios sobre todas las cosas, me amo y amo a las personas(aunque piensen diferente). Siempre me llama la atención las personas que cuestionan todo y buscan razonarlo todo. A pesar de todo lo que leia, me cuestionaba TODO. Hoy dia entiendo que la fe y el amor hay que vivirlas. Me gustaria compartir información con usted si así me lo permite. Bendiciones!
Jackie