LA PARADOJA DE EPICURO



Quizá no quedó claro, pues algunos lectores cristianos de este blog, enardecidos, no comprenden que cuando hablé de los filósofos griegos hablé en general de todos, sin embargo, siempre es más sencillo enfocarse en algo que nos molesta y de ahí comenzar a tergiversar con tal de tener la razón.

Por ello, me pareció prudente abordar el tema del mal, desde la óptica de Epicuro, en lo que se conoce como La Paradoja de Epicuro. Las paradojas, como todos saben, funcionan siempre, y muy bien, en el terreno de la lógica. Si no la usas, difícilmente la puedas comprender. Sobre todo, y esto es lo fundamental, si estás basándote en una creencia sin ninguna clase de evidencias.

¿Es real el mal? El mal es muy evidente y totalmente objetivo desde el momento en que nos afecta. No sólo puede afectarnos a un nivel humano, consecuencia de los malos trabajos del prójimo sobre nuestras vidas, sino a un nivel mucho más microscópico, como consecuencia de cánceres, enfermedades irreversibles, malformaciones congénitas, desequilibrios en nuestro cerebro.

El mal, en mi opinión, no es sólo lo que el ser humano es capaz de hacer contra el otro, capaz de infringir y lastimar, sino aquello de lo cual no podemos hacer absolutamente nada para impedir y, como meros testigos y víctimas del desborde de la naturaleza, nos vemos afectados y arrastrados a un mar de sufrimiento.

Epicuro, cuando lo definió, lo hizo considerando lo incompatible que sería que existiera el mal y el sufrimiento que éste acarrea, en un mundo regido por la existencia de un Dios con los atributos de omnisciente, omnipresente, omnipotente y omnibenevolente.

Para Epicuro estaba claro que no podía existir un Ser Sobrenatural con las características mencionadas y, a su vez, tener la tolerancia o capacidad para permitir el mal.

Como mencioné, este es un problema de mera lógica. Si la premisa fundamental, Dios, existe, y sus atributos son verdaderos (omnisciente, omnipresente, etc) significa esto que como Ser Benevolente debería oponerse al mal.

Quizá, por ejemplo, permitiendo que la bomba que pusieron para matar a Adolf Hitler, al costado de una mesa, hubiera destruido su vida y evitado el Holocausto en lugar de salvarse porque fue colocada a medio metro de diferencia de donde debería estar.

Pero los creyentes se oponen a este argumento. Veamos cómo.


EL MAL SEGUN LOS CREYENTES

Algunos dicen que el mal es relativo, que no puede ser atribuido a dios, o , en su defecto, debe serlo a su creación, al mismísimo Diablo.

Suelen emplear analogías de la ciencia, como las leyes de la física relacionadas con el frío aludiendo que como tal no existe, ya que sólo lo que existiría sería ausencia de calor. Por tanto, el frío es un invento, lo mismo que el mal.

Llegan al absurdo de hacer peripecias con el lenguaje, y, como dijo el Pastor Adrián Roger, hablan de que los ateos usan silogismos falsos cuando son ellos los que lo usan. Ni siquiera saben qué significa. Y por eso, lo defino acá como lo definió Aristóteles hace siglos:

El silogismo se basa en un razonamiento deductivo que contiene dos proposiciones como premisas y otra como conclusión, siendo la última un resultado deductivo de las otras dos.

Por eso, en nuestras dos proposiciones (Dios y sus Atributos) como premisas, se desprende una conclusión sumamente obvia: que no podría existir el mal con un Ser gobernando con tales atributos (en especial la omnibenevolencia).

Algo así como sumar esto: 3 + 3 y su resultado sea, para los religiosos = 8 cuando sabemos que es igual a 6.

Las premisas invalidan un resultado que no se deduzca de las mismas. Y si dios es todobenevolencia, no se sostiene que haya maldad sobre la Tierra.

O como dijo David Hume que cita a Tertuliano —quien a su vez citó a Epicuro— planteando lo que hemos venido mencionado en una serie de preguntas que nunca están de más:

¿Es que Dios quiere prevenir la maldad, pero no es capaz? Entonces no sería omnipotente. ¿Es capaz, pero no desea hacerlo? Entonces sería malévolo. ¿Es capaz y desea hacerlo? ¿De donde surge entonces la maldad? ¿Es que no es capaz ni desea hacerlo? ¿Entonces por qué llamarlo Dios?



LOS ABOGADOS DE DIOS



Desde luego, muchos llegan al paroxismo de decir que dios en realidad está ausente, que no se ocupa a menudo de su creación pero, de vez en cuando, echa un vistazo y arregla algunas cosas que no marchen bien.

Desde luego, estos creyentes que se arrogan saber lo que hace o deja de hacer dios, víctimas de un enorme orgullo que achacan a su fe (la creencia sin evidencias) son los apoderados de la divinidad, sus abogados.

Y como tales, ya que la divinidad los ha "contratado" iluminándolos con la vieja promesa más milenaria que existe de la “Vida Eterna” a cambio de representarlo, se olvidan su angustioso prosiletismo de casa en casa o de email y blog en blog, de que su actitud sólo revela la carencia total de omnipotencia de su divino Ser que necesita de meros seres humanos para llevar su palabra, cuando un chispazo divino podría poner las cosas en su lugar.

Pero los abogados de dios creen tener la verdad, y el peligro que encierra esa creencia lo conozco muy bien: es algo que deja afuera a todos. Por tanto, traspasar lo ilógico de su credo es tarea difícil en un ateo.

Los muros, revestidos del más duro concreto, son indestructibles, apenas han dejado algunos ladrillos sin colocar para que se filtre lo que ellos consideran prudente que se filtre, rechazando sistemáticamente el resto, sacando fuera de contexto (es natural es un muro con oquedades donde pocas cosas pasan) y tergiversando más a menudo de lo que uno esperaría.

El debate, con tales abogados de dios, es innecesario. Se puede intentar conversar, pero llegado un punto el muro se hace visible y es imposible transgredirlo, franquearlo, e incluso asomarse por encima y hacerles aspavientos para que presten atención. Han decidido que la palabra de dios está en la biblia y ni mil argumentos científicos podrán sacarlos de sus tesituras.

Hasta algunos confiesan con orgullo no saber nada de ciencia, sin percatarse que su librito sagrado dice que el mundo tiene cinco mil años y que había una serpiente parlanchina en el comienzo de la creación. Luego, eso sí, piden que lo que uno diga lo avale Universidades y profesores doctos en la materia. Y cuando se les da aquello, lo niegan.


LA NECESIDAD DE DIOS



Las incoherencias que creen los cristianos son increíbles. Lamentablemente no tolerarían un escrutinio sincero de lógica. Pero a su vez, piden que se la tenga, sin llegar a comprender, aunque uno hiciera un esfuerzo sobrehumano, que no podrán entenderla jamás sencillamente porque su herramienta de raciocinio es la fe (la creencia sin evidencias).

Han suprimido de sus vidas todo lo que pudieran afectarles negativamente en contra de sus creencias. Y se comprende: sin ellas, como muletas en la vida, caerían irremediablemente ante la dura existencia.

Por eso, la necesidad de dios, como la de inmortalidad, es algo recurrente y no será erradicada jamás , salvo que algún día seamos inmortales y ya no necesitemos la promesa divina de tiempos pasados: la Vida Eterna.



CONCLUSION

En vano, como he comprobado por mi mismo, es enfrascarse con un debate con un cristiano. Por eso, quizá muchos blogs de ateos no les permiten que Evangelicen Online para llevar sus creencias sin evidencias y tergiversar postulados científicos con tal de demostrar que tienen razón (¿razón en creer sin razón?).

En su fanatismo, en su falta completa de objetividad, cuando se les descubre sus engaños y sus intenciones, suelen refugiarse en la típica falsa mansedumbre y decir que son atacados por los ateos, cuando en realidad ellos propiciaron los ataques con sus actitudes.

Jamás a un ateo se le ocurrirá ir de puerta en puerta o de Blog en blog para llevar la “palabra del no dios” y convencer con falsos silogismos – y dije bien : falsos silogismos – y falacias a los que creen en dios para que no crean. Y al contrario, aunque nosotros tenemos “evidencias” , un razonamiento deductivo y la lógica como base para nuestras concepciones filosóficas, no perdemos nuestro tiempo en "los templos de la fe".

En realidad decimos lo que hay que decir para que el mundo no vuelva a oscurecer, para que las mentes no dañadas por la creencia sin evidencia se atrofien, para que no se escuchen de nuevo las pesadas cadenas de tortura de la Inquisición.

No queremos retroceder, y por eso, escribimos estas cosas para los demás, para que los que buscan la verdad la encuentren, tengan un rastro, y juntos quizá podamos descubrirla algún día.

Pero ¿qué triste descubrir que hay gente que se arroga en poder de la verdad e intenta, con miles de argumentos contradictorios, convencer a quien no quiere ser convencido?.

Mi consejo es este si discutes o debates con un creyente: mejor no hables. El mundo al que intentas alcanzar es inalcanzable, lejano, y proveniente de un país donde la lógica no existe y se ha suprimido el razonamiento en gran parte. Se cree por emoción, y no por la razón.

15 comentarios:

A Dupin dijo...

Bueno, con estos argumentos no creo que le queden ganas al fanático de Renton de especular sobre la maldad, dios (su visión tan particularisima de dios) y Epicuro. Felicitaciones por el post.!

Notsag dijo...

Sacaste la artillería pesada... :P

Excelente post

S.Jarré dijo...

Gracias amigos! :)
un abrazo!

FXILUSION dijo...

Se agradece la ampliación del dilema Epicuro que tanto ocasionaba trastornos a Renton. No ha escrito nada más, suponemos que finalmente ha comprendido que donde está la lógica no hay espacio para sus especulaciones sin base lógica.
1Abrazo

Santiago Knight dijo...

Perdona que te lo diga Jarré, pero la próxima podrías usar un poco de vaselina, jaajaja.

Bye!

Notsag dijo...

Amigos, no sé si vieron esta película, que viene justamente al caso. Ilustra los últimos coletazos del pensamiento científico griego y el inicio del oscurantismo gracias al cristianismo.

"La protagonista, interpretada por Rachel Weisz, es la matemática, filósofa y astrónoma Hipatia de Alejandría -- que fue asesinada, descuartizada e incinerada por los seguidores del obispo y Santo cristiano copto Cirilo de Alejandría en el año 415 d. C.2"

Es excelente, no dejen de verla!

Aquí el link:
http://www.cuevana.tv/#!/peliculas/1224/agora

S.Jarré dijo...

Excelente aporte amigo!
La voy a ver, pues la tenía agendada, suena realmente interesante. El finde, espero conseguirla. Gracias!

Saludos

A Dupin dijo...

Como anillo al dedo. No la vi tampoco, ya mismo la busco para ver. Se agradece la data.

Salu2

Notsag dijo...

Si no la consigues, la puedes ver directamente en el link que dejé.

Un abrazo!

FXILUSION dijo...

La película desde todo punto es excelente, la ambientación, los diálogos, realmente es una buena recomendación para habituarnos a la época de los “Rentons” que con tal de hacer llegar sus ideas oscuras sobre la vida destruían existencias hermosas y delicadas como la de la protagonista sin detenerse a pensar si había algo de verdad o razón. La recomendación de Notsag vale la pena.

A Dupin dijo...

Se ve genial, gracias!

Notsag dijo...

De nada, que la disfrutes!

P.D.: Siempre me olvido de comentar que me maté de risa con la imágen de Al Pacino defendiendo la biblia.

Saludos!

S.Jarré dijo...

Ah ..jaja :) Y es de la escena de la pelicula El Abogado del Diablo.
Un abrazo

Santiago Knight dijo...

Buenisima pelicula che!
Alguien entró al blog de Renton?

El muy despreciable me censuró el comentario que le dejé, y que consistió en decirle que si hubiera sabido que creía en las patrañas del infierno ni me hubiera molestado en responderle un mísero mensaje suyo. Que como podía creer en el infierno y llamar a la lógica a las personas. jaaja. Bueno, lo censuró el muy crápula.

Que se puede esperar de esta gente con tanta hipocresia encima.

Bye

Notsag dijo...

Entré al blog de nuestro amigo Renton, y la verdad es que está lleno de joyitas. Sólo ingresé a los posts que tenían comentarios, Hay uno en el qué el mismo inventa un diálogo con un ateo y le gana en el razonamiento, quedando el no creyente herido de muerte por la rápidisima e inteligente lógica rentoniana.

http://jesusislord-renton.blogspot.com.ar/2011/12/de-como-refutar-la-critica-atea-la.html?showComment=1332064362039#comment-c3170607197361074885

Gracias a dios(?) que estos fanáticos ya no pueden andar apuntando con el dedo a los que no creen en sus mentiras, sino teminaríamos todos como Antígona.

Un gran saludo gente!